Mucho se ha hablado de la factura de la luz, los nuevos horarios y lo difícil que sigue siendo entender el recibo de algo aparentemente tan básico como la electricidad. La realidad es que la mayoría seguimos sin saber cómo nos van a afectar las nuevas tarifas y qué podemos hacer para que no nos salga la luz a precio de Louis Vuitton.

Puedes leer el artículo completo en ELLE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.